ENDODONCIA

La endodoncia es la rama de la odontología dedicada a la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de la pulpa dental (nervio), tejido que se encuentra en el interior de los dientes y gracias a la cual el diente se nutre y percibe los estímulos externos.

La endodoncia evita, en última instancia, la extracción de una pieza dental que ha sido afectada por una caries profunda.

Estas caries profundas, pueden provocar una infección en el interior del diente causando sensibilidad al frío, al calor o en la masticación; cambiar el color del diente; y hasta provocar la aparición de un flemón.

Cuando se realiza una endodoncia se accede a los conductos de las raíces del diente y con unos instrumentos específicos se eliminan los irritantes y los tejidos enfermos de su interior, desinfectándolos.

Una vez los conductos radiculares están desinfectados, se pasa al sellado de los mismos con un material diseñado para ese fin. De esta manera, se impide que el diente se colonice de nuevo por bacterias y cause una infección.

Tras la realización de la endodoncia el diente queda mas fragil por la cantidad de tejido dental perdido a causa de la caries y el tratamiento endodontico. Por ello es muy aconsejable al finalizar la endodoncia proteger el diente  con un corona, para aumentar su vida a largo plazo.

La endodoncia es la rama de la odontología dedicada a la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de la pulpa dental (nervio), tejido que se encuentra en el interior de los dientes y gracias a la cual el diente se nutre y percibe los estímulos externos.

Dentista mostrando maqueta de un diente

La endodoncia evita, en última instancia, la extracción de una pieza dental que ha sido afectada por una caries profunda.

Estas caries profundas, pueden provocar una infección en el interior del diente causando sensibilidad al frío, al calor o en la masticación; cambiar el color del diente; y hasta provocar la aparición de un flemón.

Cuando se realiza una endodoncia se accede a los conductos de las raíces del diente y con unos instrumentos específicos se eliminan los irritantes y los tejidos enfermos de su interior, desinfectándolos.

Sección de un diente

Una vez los conductos radiculares están desinfectados, se pasa al sellado de los mismos con un material diseñado para ese fin. De esta manera, se impide que el diente se colonice de nuevo por bacterias y cause una infección.

Tras la realización de la endodoncia el diente queda mas fragil por la cantidad de tejido dental perdido a causa de la caries y el tratamiento endodontico. Por ello es muy aconsejable al finalizar la endodoncia proteger el diente  con un corona, para aumentar su vida a largo plazo.